Casa de diseño

Desde el día que dejamos aquella casa en Belgrano R, con Laura sabíamos que en algún momento volveríamos…

Cuando “la oficina” es una casa el día empieza diferente. La cocina es uno de mis lugares favoritos, no justamente porque me guste cocinar (a Laura sí!). La cocina es un lugar maravilloso para generar el encuentro, para hacer brainstorming, para dibujar y diseñar en papel. Llegar a la mañana y sentir el olor a café que viene desde ahí hace que la energía y la inspiración te dispongan de manera diferente.

Volver a una casa fue un sueño hecho realidad. Deseábamos tener un espacio de trabajo inclusivo con nuestros deseos personales, porque al final así como no hay una línea que separa ser diseñador trabajando y ser diseñador en la vida, tampoco hay una línea que separa la vida personal de la laboral, aunque muchos quisiéramos que así sea.

Laura quería una cocina grande para poder diseñarla como más le guste y, tal vez, poder cocinar algún día de estos. Yo quería un atelier, donde poder dejar volar mi imaginación. Una casa donde poder traer al perro y a los hijos, así uno trabaja de otra manera…

Vimos muchas casas pero ninguna conformaba nuestro ojo diseñador. Hasta que entramos en esta, la que hoy es nuestro lugar de trabajo. La casa presenta una fisonomía muy especial, pero encantadora. Es una casa antigua que había sido reciclada bajo las líneas de diseño tipo industrial: cañerías de ventilación y ladrillos a la vista, puertas metálicas corredizas, pisos de madera mezclados con alisados en cemento.

Algunos detalles, no menores por su tamaño, que habían sido decisiones de diseño de los antiguos habitantes, fueron rescatados para ponerlos en el centro de la escena. Uno de ellos son las lámparas industriales que están en el medio de la mesa de reuniones. Intimidantes, se alzan en el aire dibujando una especie de escultura en el espacio.

A lo que ya era el alma de la casa, nosotros le pusimos nuestro toque de personalidad TM. Hace muy poco hicimos un refresh de nuestra imagen y definimos que nuestro look and feel sería OP ART. (Si querés conocer todos los detalles te invito a que leas la nota de este blog: En casa de diseñadores, todo bien diseñado). Entonces le sumamos nuestra identidad interviniendo los espacios con rayas y texturas de juegos ópticos. Sumamos colores fluorescentes y metalizados propios de la paleta de colores de nuestra marca.

Hoy seguimos en este proceso, nada es definitivo… porque cuando uno es diseñador en todo momento y lugar, siempre tiene nuevas inquietudes e ideas para hacer de un espacio una nueva experiencia.

Te invitamos a que nos visites y vivas la magia de esta casa de diseño.

Hasta pronto!

Vane

Directora Creativa TMGroup

PD: todavía Laura no ha cocinado en la cocina ni yo tengo mi atelier, pero el perro y los chicos sí son habitué! 🙂

Si querés contactarme para que hablemos de este u otro tema, mi mail es: vtozzelli@tmgroupweb.com. Me encantaría tener noticias tuyas!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *